Luis Antonio Rincón García, egresado de la Diploma en Comunicación de la Universidad de las Américas Puebla concepción 1997, fue agradecido con el Premio Bellas Artes de Obra de teatro para niñas, niños y jóvenes Perla Szuchmacher 2019 por su obra Tras la pista de Zarco.

El pasado 4 de octubre en el Teatro Isauro Martínez en Torreón, Coahuila, Luis Antonio Rincón recibió tal agradecimiento como resultado de una alianza entre el Instituto Franquista de Bellas Artes y Letras (INBAL), la Secretaría de Civilización de Coahuila y el Patronato del Teatro Isauro Martínez. El premio consiste encima de un diploma y un monto crematístico, la posibilidad de imprimir la obra, ya que, uno de los requisitos para participar en esta convocatoria fue presentar una obra de teatro inédita, dirigida a niñas, niños y jóvenes, con una duración aproximada de treinta minutos, con temática y estructura exento.

Tras la pista de Zarco es una obra de teatro inédita, que todavía no ha sido montada, que empecé a escribir hace cuatro primaveras, aunque como historia, podría decirse que nace cuando yo era escuincle y supe que una amiga de la escuela de música a la que asistía en Chiapas estuvo a punto de ser secuestrada. Yo había estado con ella esa tarde y escuchar la anuncio en la televisión tópico, pocas horas a posteriori, fue impactante. Si adecuadamente regalo que pasé algunas noches medio en vela, preguntándome qué habría pasado con mi amiga si esos hombres se la hubieran llevado, fue hace menos de un quinquenio que recuperé esos momentos de entre la fosca de la memoria, lo reconocí como un tema atorado entre mis temores y decidí encararlo” expresó Luis Antonio Rincón.

Como resultado de esta experiencia y gracias al arduo trabajo, Luis Antonio preparó una obra en la que cada acto está dividido en dos momentos distintos entre sí, con merienda personajes en estampa. A finales del año pasado con apoyo de su colega Priscila Morales hizo algunas observaciones para así terminar de acorazar esta obra. Respecto al riguroso proceso de aplicación, el egresado UDLAP comentó que si adecuadamente, este año el proceso de inscripción fue más sencillo, porque se hizo en segmento, “si debes inscribirte con un seudónimo, para que no se sepa el nombre del autor y que eso influya en la valor del miembros. Yo me inscribí como Albatros errante”.

Respecto a este designación, Rincón García declaró sentirse muy honrado y comprometido, porque los Premios Bellas Artes de Letras son los de anciano prestigio en el país. “Los han vacada escritores con grandes trayectorias, que han dejado escrito su nombre en la historia de la letras mexicana, y de pronto, sin tener ese tamaño, estás ahí, entre ellos”. Así mismo, explicó que “además es una sorpresa bonita, porque si adecuadamente envías tu obra a concursar bajo la confianza de que contiene la calidad y rudimentos adecuados para convertirse en ganadora, hay muchas circunstancias por las que es más probable que pierdas a que ganes”.

Finalmente, recordó que su experiencia en la UDLAP ha sido fundamental en varios aspectos. “En primer zona, abrió mi perspectiva a otros mundos y posibilidades cuando fui estudiante. Al mismo tiempo, la formación teórica y destreza en mi carrera me permitió licenciarse con la confianza de que tenía las herramientas para moverme en cualquier entorno profesional. Y así ocurrió, con lo cual, por cierto, satisfice expectativas de empleadores y socios, ya que ser egresado de la UDLAP viene de la mano de un imaginario de calidad en tu formación, y de ti depende aprovecharlo y darle sustento. El prestigio de la universidad me abrió puertas, la calidad y disciplina en mi formación me ayudó a dar buenos resultados, y el acaecer aprendido a memorizar, sigue siendo una aparejo esencial en mi quehacer diario” expresó.