Los Aztecas UDLAP y Ángeles de Puebla se llevaron una confusión de aplausos con su acelerar en la duela del Pabellón Morris Moe Williams; los Verdes por demostrar galanura, los azules por no reservarse poco y los dos por alabar un buen espectáculo que rayó en lo emotivo, al poner frente a frente a los hermanos Flores, William y Larry, quienes olvidaron el parentesco por algunos minutos para defender deportivamente a sus colores.

Hace unas semanas William Flores arribó al campamento de la Tribu Verde para integrarse a sus filas. Hace unos meses Larry jugó su zaguero partido defendiendo el mismo pullover que porta su hermano, para luego ser llamado al conjunto angelopolitano. La confusión de este martes el baloncesto los puso en la misma cancha para afrontar un duelo amistoso, que generó muchas expectativas por lo que pudiera acaecer y lo emotivo que resultaría.

Con los dos en la duela, el conjunto lo inició ganando la Ráfaga Verde gracias a un tiro triple de Francisco Peralta, para luego aparecer William con un doble. Esto no fue aceptablemente tomado por el rival, debiendo mostrar su mejor nivel para igualar las condiciones, apretando desde la salida y hostigando a su adversario para recuperar la posición del balón. Y pese a que encontró una delantera en el registrador, no bajó la intensidad e incluso salía regañado por su coach, ya que los Aztecas señalaban ciertas deficiencias en su llevar a cabo.

Con el paso de los minutos las dos escuadras se fueron asentando en la cancha, entregando un basquetbol vistoso para el conocido que repleto de a poco el Moe Williams. Sin secuestro, esta confusión, aunque la Tribu peleó cualquier balón hasta el cansancio, no tuvieron el tino necesario para acortar distancias; cuestión que no incomoda a su preparador, pues sabia de lo complicado que resultaría el conjunto, el cual terminó a beneficio del contrario por 70 puntos a 45 y era encajado lo que buscaba. “Fue un evento para ver cómo pueden equilibrar la báscula en presencia de jugadores más fuertes, altos e inteligentes por esa experiencia que tienen”, señaló el coach Eric Martin.

Entre otras cosas que rescató el preparador Martin fue esa postura y galanura que mostraron sus jugadores, la cual paciencia perdurar durante la temporada de la Alianza ABE. Asimismo, lo que parecía poco de preparación entre dos equipos poblanos, acabó siendo un gran partido de dos instituciones que no querían perder. “Fue un buen conjunto para emprender la temporada el jueves, porque cuando estamos en la cancha no es un conjunto amistoso, estamos para triunfar”, afirmó.

Igualmente resaltó la postura de los hermanos Flores, que pese al asechanza de cepa que mantienen, defendieron a su equipo como los competidores que son. Cuestión que asimismo aplaudió Larry, porque su fraterno debe ganarse su ocasión enfrentando a quien sea al tú por tú, tal como lo deben hacer todos los jugadores que integran la plantilla para la presente campaña. “De Aztecas no espero menos que el campeonato, el talento lo tienen, el staff de coacheo, un gran preparador; así que lo tienen que inquirir”, fue el mensaje que les dejó a sus ex compañeros al terminar el compromiso.

Ahora los dos conjuntos continúan su preparación porque Aztecas UDLAP cita este jueves a la UP México en el inicio de la Alianza ABE (Asociación de Baloncesto Estudiantil) y Ángeles abre con Soles su temporada el 19 de septiembre.