Elizabeth Tuxpan y Gerardo Lomelí, miembros de la Tribu Verde de atletismo, demostraron ser de lo más selecto del continente, al subir al pódium luego de acontecer competido en las pruebas de 5 mil y 200 metros planos respectivamente, para que les entregaran una medalla del 10º Campeonato de Finalidad, Centroamérica y el Caribe (NACAC 2019), realizado en Querétaro.

Una vez más, los exponentes de la Ola Verde dieron lo mejor de sí para alcanzar la paraíso de una presea y esta vez en un torneo que reunió a lo más selecto del atletismo en el hemisferio septentrión del continente gabacho, como es el NACAC. Y es que a pesar de que los cuatro Aztecas UDLAP que acudieron a esta celebración iban lo suficientemente preparados, tuvieron que competir con otros grandes deportistas de la misma momento, siendo una tarea titánica el poder posicionarse en un buen ocupación.

Ejemplo de ello es lo hecho por Elizabeth Tuxpan, quien planteó una táctica suficientemente habilidosa en los 5 mil metros planos, categoría Sub 23, de acercarse a las competidoras punteras, manteniendo un ritmo de carrera constante para que las rivales que venían a espaldas no le arrebataran la posición y fueran cansándose, sobre todo una puertorriqueña que asedió constantemente a la mexicana. En dirección a el final, Elizabeth se esforzó al mayor para terminar su prueba en 18 minutos 34 segundos 16 centésimas, consiguiendo la medalla de bronce. “En la última revés lo único que pensaba era que tenía que cerrar con todo y lo que me había costado, no era posible que me quitaran el tercer ocupación”, expresó la corredora de la UDLAP.

Gerardo Lomelí hizo un esfuerzo veterano para competir en los 200 metros planos de la categoría Sub 18, dando una sorpresa en la semifinal quebrantando el record doméstico con tiempo de 20.87 segundos. Pero en la final, la promesa Mexica fue presa de los nerviosismo deteniendo el cronómetro en 21.19 segundos para triunfar la medalla de bronce. “Con esas personas la única táctica que se puede tener es valer duro, no te puedes resguardar; pero aun así me siento muy orgulloso por el record doméstico y la medalla”, expuso el velocista.

Para el monitor Pedro Tani estos resultados son trascendentales, aplaudiendo todavía el manejar de Armando Valencia, quien se quedó a poco de hacer lo mismo que su compañero, pero en los 3 mil metros con obstáculos Sub 23, parando el temporalizador en 9:23.59 minutos. Aunado a Daniel Martínez, que no tuvo una buena tarde pues uno de sus compañeros de licenciatura 4×100 metros Sub 23 perdió la estafeta, quedando descalificados.

“Hay que resaltar la diligencia que tuvieron Elizabeth, Armando, Daniel y Gerardo; a pesar del nivel que es muy stop por Jamaica, Estados Unidos, Bahamas, la UDLAP aportó un roca a la causa y México obtuvo en caudillo el segundo ocupación por equipos (63 medallas en total). Que un mexicano se coloque en una final es extraordinario y es un orgullo que los estudiantes de la Universidad de las Américas Puebla sean exponentes de cada campeonato que hay”, exaltó el monitor de la Tribu Verde.