Miguel Aquel Pérez Méndez, estudiante de octavo semestre de la Doctorado en Dispensario de la Universidad de las Américas Puebla, realiza su servicio social, del 1 de marzo de 2019 al 2 de marzo de 2020, en el Consulado Común de México en New York, en el ámbito de ventanillas de sanidad. “Estoy muy emocionado y agradecido con esta oportunidad, ya que me convierte en el primer estudiante de botiquín a nivel franquista que va a realizar su servicio social en este consulado”.

En entrevista, el estudiante de la UDLAP dio a conocer que la inquietud de realizar su servicio social en un país extranjero se debió a que vio las dificultades y limitantes que enfrentan los migrantes al demorar a otro país en cuanto al tema de sanidad. “Con esta iniciativa en mente visité y platiqué con la coordinadora de la ventanilla de sanidad del Consulado Común de México en New York y le propuse el plan, le gustó. Ya con esta acogida realicé aquí en México todo lo necesario, así como en la Universidad de las Américas Puebla y en octubre de 2018 se actualizó y firmó el convenio con la Secretaría de Relaciones Exteriores en el cual ya incluía las licenciaturas de Dispensario y Médico Cirujano para poder desempeñar el servicio social en el extranjero y así ayudar a los hermanos mexicanos que residen en el extranjero”, expresó Miguel Aquel Pérez.

Asimismo, el estudiante de Dispensario de la UDLAP informó que su servicio social lo realiza en las ventanillas de sanidad, software del Gobierno de México que se instituyó en el año 2002 a través del Instituto de Mexicanos en el Extranjero y la Secretaría de Sanidad, con el objetivo de entregar el camino a los servicios de sanidad a las personas hispanohablantes que radican en los Estados Unidos, así como el de crear y fomentar una civilización de prevención, formación y décimo para mejorar su calidad de vida.

Sobre sus actividades, Miguel Aquel Pérez dijo que participa trabajando con las diferentes asociaciones, organizaciones comunitarias y clínicas de primer nivel para educar y fomentar la civilización de prevención de enfermedades abarcando temas como inmunización, víveres, exceso de sustancias, violencia ordinario, VIH, tuberculosis y todas aquellas enfermedades que se puedan aprestar.
Finalizó la entrevista diciendo que la sanidad es un derecho humano al cual debe apostársele mucho; “todo lo que se pueda hacer para mejorar la calidad de vida de las personas está aceptablemente hecho. Me gustaría que mis compañeros sigan con este plan y promuevan la sanidad”.