como-poner-limites-sin-danar-hijo

La importancia de crear límites en los adolescentes es tal, que muchas veces, del establecimiento de éstos depende el rumbo que tomarán sus vidas y sus decisiones a futuro, aprende a poner límites sin que se generen problemas sin ser tirano.

¿Qué son los límites?

Son las reglas, formas o actitudes que se deben seguir para adaptarse al mundo y a la sociedad, y ayudan a relacionarse con el entorno y a entender y respetar la autoridad; sin confiscación, no deben aparecer a producir un daño físico, psíquico o social a la persona.

Marcan un camino que da la seguridad, contención y reflexión emocional necesarios para equilibrar el principio de placer con el de sinceridad.

¿Qué consecuencias tienen los límites?

  • La abandono de límites genera un novato caprichoso, egoísta y tirano, cuya autoestima se zócalo en conseguir la satisfacción de sus caprichos
  • La rigidez en ellos, genera pérdida autoestima, le crea dudas sobre sí mismo y su capacidad para lanzarse y siente que 

¿Para qué sirven los límites?

Los límites enseñan a diferenciar lo que se debe hacer de lo que no se debe hacer; lo que está correctamente y lo que está mal, lo bueno y lo malo, etc

La aplicación de los límites y las normas genera pequeñas frustraciones, pero son necesarias porque le enseñan a renunciar a sus deseos y cultivarse de sus errores. Si un novato no aprende a tolerar las frustraciones, no sabrá nunca sobreponerse a ellas. Creerá que no sirve para cero y su autoestima estará afectada.

como-poner-limites-sin-dañar-hijoPoner límites no es liviana, pero aquí tenemos algunos tips para apoyarte en esta tarea de padres que a veces puede resultar complicada.

1. Congruencia en las acciones y consecuencias 

No castigues o llames la atención con cojín en el humor con el que hayas amanecido ese día, tienes que ser congruente en todo momento. 

Un ejemplo: tu hijo no cumple un par de veces con la hora de aparición preestablecida y no hay consecuencia alguna; sin confiscación, en otra ocasión que siquiera respeta la hora, lo castigas de forma desproporcionada y exagerada. Lo único que provocarás en él será un sentimiento de frustración, enojo y de víctima. Esto no te ayudará a que entiendan las reglas o las respeten. 

2. Límites de acuerdo a la años, etapa y deposición de tus hijos 

Es importante tomar en cuenta que conforme crecen, las responsabilidades serán diferentes, por ejemplo, si ahora tienen un utilitario que ayer no tenían. Por lo que debes pensar en que las reglas no serán necesariamente las mismas de cuando eran niños. Debes cultivarse a encargar en ellos, cultivarse a darles otras libertades y por ende, otros límites.

<< Libertad o libertinaje para los adolescentes >>

3. Involúcralos en el establecimiento de límites y consecuencias 

Si juntos deciden la hora de aparición, las responsabilidades de cada quien adentro de la casa, o las calificaciones que tienen que obtener mientras estudian; de la misma forma las consecuencias de incumplir con lo establecido, tomarán mejor los acuerdos y los respetarán más. Así que, ¡hazlos parte de la osadía! 

4. Reconócelos 

No se negociación nada más de reprenderlos, sino incluso de reconocerlos, el cumplimiento de los límites y las reglas debe ser agradecido. Así, cuando lleguen a la hora acordada, saquen buenas notas, recojan su cuarto o colaboren con las labores de la casa, agradéceles el esfuerzo y compromiso y hazle entender que es muy valioso su respeto en dirección a las reglas establecidas. 

<< ¿Cómo mejorar la relación con tus hijos? >>

En el Colegio Indoamericano sabemos lo importante que es la comunicación hogareño en el progreso de los jóvenes y su desempeño escolar, por ello llevamos un seguimiento con los padres de comunidad para prepararlos y acompañarlos en su crecimiento.

Nuevo llamado a la acción