Si ya iniciaste tus exámenes finales y temes caer en el estrés ¡Actitud! Estos tips te ayudarán a hacerle frente y obtener los mejores resultados. ¡Aplícalos!  

¿Cómo afrontar tus exámenes finales sin caer en el estrés?

Si iniciaste tus exámenes finales, muy probablemente el estrés se hará presente en tu vida. El batalla será que lo hagas tu amigo y lo utilices a tu confianza respondiendo de modo adecuada a las pruebas a las que harás frente. Esto te permitirá continuar con el futuro paso en tu camino. 

Lo primero que debes pensar es en defender la calma. Todos pasamos por situaciones estresantes. Muy probablemente esta no es la primera vez que sientes estrés por tus exámenes finales, y probablemente no será la última, sin incautación es posible hacerle frente, aminorar sus artículos y obtener buenos resultados. Aquí te compartimos algunos consejos para que puedas sobrellevar la situación.

¿Cómo afrontar tus exámenes finales sin caer en el estrés?

2 semanas ayer del examen:

Cuando el profesor te informa la momento del examen, es posible que sientas ligeras molestias en el estómago o dolores de comienzo (síntomas fisiológicos). Pueden surgir pensamientos de anticipación como “¿y si repruebo?” “no tengo tiempo de estudiar” “la materia está correctamente difícil”, sin incautación, más que ayudar, con estos pensamientos empezarás a percibir que el mundo se te viene encima y no puedes.

¿Cómo contrarrestar el estrés?

Esta etapa es cardinal, ya que puedes alertar que las consecuencias sean peores y manejar el estrés cuando aún es controlable. El armamento más eficaz contra el estrés anticipatorio es cultivar control sobre tu vida, elabora un calendario, software tus horas de estudio y acude al CADE para disipar dudas o temas atrasados.

  1. Prepara y ordena todo el material (apuntes, libros)
  2. Haz una revisión rápida de los temas para que tengas una idea del tiempo que necesitas para estudiar.
  3. Lee, subraya, haz esquemas, elabora simulaciones de exámenes con tus amigos.
  4. Crea tu entorno idóneo, un oficio en donde estés cómodo(a) exploración aromas agradables, música que te permita concentrarte. Evita la televisión y por confianza no revises el facebook mientras estudias.
  5. Realiza actividad física como robar, trotar, patinar, algún deporte, etc.
  6. Evita estimulantes como el café, bebida, cigarro y dulces.

¿Cómo afrontar tus exámenes finales sin caer en el estrés?

1 semana ayer

A una semana ayer, es probable que los síntomas del estrés vayan en aumento y tengas pensamientos poco dramáticos que predigan que se aproxima una catástrofe, como “va a ser el peor examen de mi vida” “van a venir los temas más difíciles” “el profe me va a reprobar” “no me voy a conciliar de lo que estudié” Estos pensamientos generalmente van a acompañados de un sentimiento de vano en el estómago, sudoración y palpitaciones.

¿Cómo contrarrestar el estrés?

Si no has hecho nulo de lo que te sugerimos previamente, es probable que hayas alimentado tu estrés y pueda rebasarte en cualquier momento, por ello es cardinal que:

  1. Prepara el material necesario (calculadora, lapicero, formulario, resaca) muchos han reprobado un examen por no aceptar el material completo.
  2. Duerme al menos 8 horas.
  3. En una hoja apunta las dudas más importantes ¡Aún es tiempo de preguntar a tu profesor!.
  4. Date tiempo para alguna actividad de laxitud. ¡Respira!
  5. Utiliza la técnica “pespunte, pespunte” que sirve para evitar pensamientos inútiles. Esta técnica consiste en decirte “pespunte, pespunte” cuando aparezcan los pensamientos que no te ayudan, lo que sucederá es que pensarás en otra cosa. Cuando el pensamiento regrese a tu mente, deberás sostener “pespunte, pespunte”. Confía en la técnica y hazla en cualquier situación que te produzca ansiedad siempre que no haya un problema concreto que resolver, pues los problemas hay que afrontarlos y agenciárselas soluciones.

Para aumentar la efectividad añade un pensamiento positivo, por ejemplo “todo irá correctamente, lo haré lo mejor que pueda, ahora no puedo hacer nulo más y no vale la pena pensar en ello”.

6. Reflexiona acerca de tu competencia. La autoeficacia es la opinión que tienes de ti mismo respecto a tu capacidad para realizar una tarea o para cumplirla con éxito. Es la imagen que tienes sobre tu inteligencia.

¿Cómo afrontar tus exámenes finales sin caer en el estrés?

1 día ayer del examen

Si no llevaste a lugar ninguna táctica precedente, entonces los síntomas fisiológicos aumentarán y percibirás que son poco controlables. Los pensamientos automáticos empezarán a batallar con la información que aprendiste de memoria.

¿Cómo contrarrestar el estrés?

  1. Relájate. Te recomiendo el ejemplar “El portento de la laxitud” de Rivera, G. Ed. Alamah explica algunas técnicas de pensamiento y laxitud muscular de emergencia, por otra parte de que incluye el CD para que puedas hacerlo por la tenebrosidad o mientras vas camino a la escuela.
  2. Aplica la técnica “pespunte, pespunte” acompañada de pensamientos liberadores por ejemplo, “confío en lo que sé y en lo que puedo hacer” “mi mente está preparada para recapacitar lo que aprendí en el salón de clases”
  3. Toma agua para proveer la irrigación del cerebro y así nutrir la concentración.
  4. Duerme, negociación de descansar lo más posible.
  5. Si empleaste alguna de las estrategias anteriores ¡estás vivo! Date un tiempo vacante y olvídate de tu examen.

¿Cómo afrontar tus exámenes finales sin caer en el estrés?

Durante el examen

¡Llegó el momento! Los síntomas que sientas en esta etapa están determinados por la forma en que te hayas desempeñado anteriormente, durante el examen puedes probar algunos síntomas de ansiedad, pero estos irán disminuyendo durante la prueba.

  1. Te sugiero practiques algún examen de ejercitación cerebral para preparar tu cerebro y tu concentración.
  2. Establece un diálogo defensor contigo mismo: “cálmate, puedo controlarlo, solo tengo que dar un paso a la vez; concéntrate en lo que tienes que hacer” “El miedo es natural, surge, persiste, lo estoy controlando esto terminará rápidamente”
  3. Respira profundamente. Esto es muy importante, no dejes de respirar lentamente y de modo profunda.
  4. Lee amablemente todas las preguntas y no sólo una vez.
  5. Controla el tiempo que dedicas a cada pregunta.
  6. Nunca lo hagas en desaliñado para luego pasarlo en honrado; perderás mucho tiempo.

Como ves el estrés es controlable si actúas a tiempo. Confía en ti y recuerda siempre en tu tesina de vida. ¡Construyelo un examen a la vez!

Si quieres tener más tips que te ayuden a mejorar tu forma de estudiar o a disfrutar de tu etapa estudiantil, ¡Suscríbete a nuestro blog! 

Suscríbete al blog