influencia-madre-personalidad-de-hijos

La mamá es un personaje sumamente importante en la vida de los seres humanos. La forma en la que la matriz interactúa con sus hijos define el comportamiento en la grado de la adolescencia e incluso en la etapa adulta.

El vínculo entre la matriz y el hijo se forma desde la desarrollo, y se va acrecentando durante el origen, la crianza y después con el cuidado en los primeros abriles de vida. Muchas conductas de los adolescentes, tienen su explicación en la relación con su matriz principalmente y en su estabilidad emocional y afectiva.

Por ello, poner atención en el rol de la matriz es fundamental para el sano progreso de los hijos. Los psicólogos dividen la relación que se da con la matriz en cuatro diferentes tipos de apegos:

1. Apego seguro

El apego seguro a la matriz representa hijos adolescentes con facilidad para relacionarse con personas que no conocen, explorar y conocerse al realizar actividades nuevas cada cierto tiempo sin miedo a equivocarse. 

Son jóvenes cálidos, afectuosos y empáticos con los demás y con su entorno. Son personas con la capacidad de entender sus sentimientos, externar lo que les sucede de una forma asertiva y organizar su estado de actitud por sí mismos. 

Estas características de la personalidad son resultado de madres igualmente capaces de expresar sus sentimientos y atentas a sus hijos.

preparatorias-tlalnepantla-influencia-madre-en-hijos

2. Apego distante

Son jóvenes distantes, con dificultades para entender y expresar sus sentimientos y, por lo tanto, con los otros.

Esto se debe a que el hijo se acostumbra a no tener contacto con la matriz, por lo tanto, evita la cercanía y la conexión emocional con las personas previniendo ser rechazado.

3. Apego inseguro

Estos jóvenes tienen un tremendo miedo a perder a la matriz y a las relaciones personales que construyen. Son personas que prestan veterano atención a la sensibilidad negativa y fielmente ignoran las muestras de afecto positivas. Incluso en sí mismos, reconocen con veterano facilidad las emociones negativas que las positivas.

Estas conductas son resultado de mamás inconsistentes con sus muestras de afecto; a veces se involucran de más en la vida de los hijos y a veces los rechazan. Son inconsistentes, impredecibles y poco expresivas.

influencia-de-la-madre-en-los-hijos

4. Apego desorganizado

Son jóvenes con personalidad agresiva y violenta con ellos mismos y tienden a culparse de las reacciones del otro, aceptando cualquier tipo de embestida en dirección a su persona. Suelen pensar que son ellos quienes “provocan” las reacciones negativas de los otros.

Se responsabilizan excesivamente de lo que sucede a su más o menos y una vez que se cansan de aceptar este papel pueden advenir al otro extremo: culpar a los demás de todo lo que les sucede.

Este maniquí se reproduce cuando la matriz expresa hidrofobia, y llena a los que les rodean de reproches y osadía verbal o física.

apego-desorganizado-con-madre

Ser mamá es una de las responsabilidades más grandes en la vida y uno de los roles con veterano influencia en la sociedad. Lo complicado de esta tarea es que te tienes que entender primero, aceptar tu historia para poder educar a tus hijos de una guisa sana, cosa que no siempre se sabe cómo hacer.

Si tienes hijos adolescentes es una gran idea acercarte a su colegio para que te ayuden a mejorar la relación con ellos para que se traduzca en un buen desempeño docente.

En el Colegio Indoamericano, una de las mejores preparatorias en el Tlalnepantla, sabemos de lo importante que es la comunicación emparentado en el progreso de los jóvenes y su desempeño docente, por ello, llevamos un seguimiento con los padres de clan para prepararlos para acompañarlos en su crecimiento. 

Nuevo llamado a la acción